¡La Inteligencia Artificial llega a la moda!

¿Cuántos adictos a la moda hay en la sala? ¡Levanten las manos y sigan leyendo porque esto les interesa!

A través del Machine Learning las máquinas son capaces de aprender sobre nuestros gustos. Y con el Deep Learning son capaces de tomar decisiones por ellas mismas a través de todos esos datos. ¿Qué mejor manera de utilizar esto que ayudándonos a elegir nuestros `looks´?

Cada vez somos más los que, bien por comodidad, bien por falta de tiempo, compramos a través de internet con frecuencia. Esto les proporciona a nuestras tiendas de cabecera información sobre nuestras preferencias, y así nos recomiendan las prendas que creen que van más con nosotros. ¿Queréis saber más? Pues ya sabes, quédate que te cuento.

¿Cómo funciona la inteligencia artificial en la moda?

Empecemos por un grande. Zara utiliza la inteligencia artificial (IA) con el fin de que el menor número de prendas compradas por internet sean devueltas. Así, no solo ha modificado la tabla de tallas para sugerirte la más adecuada en función de tus medidas. Sino que ahora también se basa en tus preferencias sobre si llevar ropa holgada o ajustada, y en las devoluciones que esas prendas han tenido por parte de otros usuarios que tengan tus mismas medidas o gustos.

IA moda

¿Puedes creerlo? Gracias a la inteligencia artificial Zara puede afinar al máximo para que cuando una prenda llegue a casa quedes encantada con ella. De esta manera ya no solo no querrás enviarla de vuelta, sino que querrás seguir comprando.

¡No probarme la ropa ya no es un problema! Gracias a la inteligencia artificial me llega a casa la ropa más acorde con mis medidas y mi estilo. Querida #IA ... ¡Cada día me gustas más! #beintelligent #quelaIAteacompañe Clic para tuitear

¿Más IA?

¡Sí! Otro ejemplo de inteligencia artificial en la moda es la startup española Lookiero. ¿La conoces? Es una web online que puede convertirse en tu `personal shopper´. ¿Cómo? Tú le dices cuales son tus gustos y mensualmente te envían una caja con 5 prendas, de las cuales sólo pagas las que te gusten.

Como ellos mismos explican es su web, «las prendas son seleccionadas por una personal shopper especialmente para ti». Sin embargo, esto no es del todo cierto, ya que la `personal shopper´ sólo realiza las primeras elecciones. Después es la inteligencia artificial la que le coge el testigo y, sabiendo qué prendas le han gustado a los usuarios y cuáles no, realiza las siguientes selecciones de vestuario.

Lo que puede ser un calentamiento de cabeza para nosotros, para las máquinas es pan comido, ya que sólo tienen que fijarse en los patrones que hemos seguido anteriormente.

¿Se convertirá la IA en diseñadora de moda?

Sí. Puede parecer una locura. Pero si lo pensamos bien, ¿quién nos conoce mejor que las máquinas que estudian todos nuestros patrones?