Los accidentes mortales causados por los vehículos autónomos de Tesla y Uber

Los accidentes mortales causados por los vehículos autónomos de Tesla y Uber

No es la primera vez que escuchamos sobre los accidentes provocados por los vehículos autónomos de las compañías más importantes del sector. No obstante estos accidentes, más allá del eco mediático, se habían resuelto sin más daños que los puramente materiales. Sin embargo, en el intervalo de dos semanas, hemos asistido a dos colisiones de coches autónomos con dos víctimas mortales en cada caso. ¿Está la conducción automática en entredicho?

Los coches autónomos de Tesla y Uber ¿De quién fue la culpa?

La conmoción social ha sido máxima. La cercanía en el tiempo de los dos accidentes así como sus graves consecuencias, han hecho que la conducción autónoma esté en el punto de mira y se plantee el debate social sobre la seguridad y la viabilidad de estos coches.

El accidente de Uber

Ocurrió el día 19 del pasado mes de marzo y representa el primer atropello mortal causado por un coche autónomo. En Tempe (Arizona) una viandante se encontraba cruzando la calle empujando su bicicleta, cuando el coche de Uber se la llevó literalmente por delante.

Recordemos que este tipo de coches tienen una conducción automatizada pero también cuentan con un conductor humado de seguridad. Si quieres conocer con más detalle el funcionamiento de estos vehículos, puedes visitar la Inteligencia Artificial y los coches autónomos donde lo explicamos de manera sencilla.

Volviendo al accidente, se advierte cómo la existencia del modo autónomo y del conductor de seguridad, además de las diferentes empresas implicadas, hace que la depuración de responsabilidades sobre lo ocurrido se convierta en un proceso complejo.

No obstante, debido a la novedad que para el marco jurídico americano tiene este tipo de accidentes, la manera en que se resuelva este caso marcará un antes y un después en este ámbito.

El accidente de Tesla

Sin tiempo para reaccionar, cinco días después, el 23 de marzo se produce el segundo accidente mortal de un vehículo autónomo en Estados Unidos, en este caso el coche era propiedad de la compañía Tesla.

Ocurría en California, cuando un ingeniero trabajador de la compañía de Apple, chocó contra una barrera de la carretera. Aunque, ciertamente estos vehículos tienen la capacidad de acelerar y frenar, permitiendo que el conductor pueda soltar el volante durante periodos largos, la compañía Tesla, recomienda que el conductor esté atento a la carretera durante todo momento.

coches automáticos

 

El vehículo autónomo en España y en Europa

A día de hoy, el predominio de los coches autónomos en España y en Europa es complicado, puesto que se asocia con emociones como la libertad y el entretenimiento. Así se muestra en la investigación realizada por la empresa Ipsos Mori,en la que se refleja cómo el 86% de los españoles disfrutan conduciendo.

A nivel Europeo, el 55% de los encuestados declara que la conducción no es solo ir del punto A hasta el punto B, sino que puede ser una buen momento para disfrutar con amigos y familia. Por tanto, hasta que la conducción de un vehículo carezca de este tipo de sentimientos asociados, parece que el coche autónomo tenga una inclusión importante entre los conductores europeos.

Y esto desde la perspectiva social, ya que el análisis de la situación en la que se encuentra el marco normativo daría para varias entradas del blog.

Pero, ¿son estos accidentes suficientes para sentenciar la conducción autónoma?

Como ya sabéis, este tipo de conducción se basa en sistemas de inteligencia artificial y en el machine learning. Los sistemas de conducción autónomos se sirven de un data set así como el conjunto de nubes de puntos tridimensionales capturadas por los sensores del vehículo.

De esta manera, se recrean escenarios con hasta 26 elementos diferentes en los que el data set también incluye diferentes tipos de entornos, tipo de tráfico y condiciones meteorológicas. Todo lo anterior, dota al sistema de la capacidad de adaptarse al entorno que le rodea. Sin embargo, se trata de una tecnología que se encuentra aún en etapas tempranas del proceso de maduración.

De hecho, hace tan solo unos meses, la empresa internacional china Baidu ha liberado el mayor conjunto de datos con licencia open source, dedicado al entrenamiento de vehículos autónomos. Una importante noticia ya que para entrenar y diseñar mejores modelos de machine learning, los datos son el elemento básico y esencial.

El campo de la inteligencia artificial en relación con los vehículos autónomos se sitúa aún en un periodo de prueba, en el que los grandes beneficios son evidentes pero donde los errores aún manifiestan la necesidad de seguir perfeccionando esta disruptiva innovación.

La vehículos autónomos Tesla y Uber causan dos accidentes. Aún queda mucho por recorrer en esto de la IA #BeIntelligent #QuelaIAteacompañe Clic para tuitear.

Si quieres seguir conociendo sobre estos increíbles y sorprendentes avances, ¡Síguenos y comparte en redes sociales! 

 

 

 

 

 

 

Los accidentes mortales causados por los vehículos autónomos de Tesla y Uber
Valora este artículo.

Deja un comentario

¿A qué esperas?

¡Suscríbete y estarás al día de todas las novedades sobre IA!

Acepto la política de privacidad
    

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies